Mi primera postboda

Unos amigos me dieron la oportunidad de encargarme de las fotos que se hacen después de la boda, y es verdad que asusta un poco la responsabilidad de captar sus recuerdos en fotos, pero no la rechacé la ocasión de hacerlo. La experiencia ha sido en general gratificante, pero hay que reconocer que no es nada fácil, además de que mi equipo y talento no están entre los estándares para este tipo de eventos, aunque no por ello ha desmerecido, en mi opinión, el resultado.

_DSC7959 _DSC7936-2 _DSC7924 _DSC7917 _DSC7898-2 _DSC7896-2 _DSC7885 _DSC7882-2 _DSC7895 _DSC7866-2 _DSC7876 _DSC7830 _DSC7794-2 _DSC7755-2 _DSC7749-2 _DSC7720-2 _DSC7733 _DSC7704 _DSC7649 _DSC7654 _DSC7661-2 _DSC7666 _DSC7631-4 _DSC7612-2 _DSC7604 _DSC7592 _DSC7574-2 _DSC7561-2 _DSC7560 _DSC7559 _DSC7550 _DSC7547-2 _DSC7527 _DSC7531 _DSC7540 _DSC7503-2 _DSC7502-2 _DSC7496-2 _DSC7492-2 _DSC7487 _DSC7481-2 _DSC7475 _DSC7467-2 _DSC7465-2 _DSC7464 _DSC7457 _DSC7455 _DSC7452-2 _DSC7438-2 _DSC7372 _DSC7384-2 _DSC7390

Llevaba tiempo sin hacer fotos, así que cuando me lo ofreció me puse manos a la obra. El sitio, los novios ya sabían donde querían que fueran, así que no tuve que buscarlo. Acudí allí días antes para comprobar que tal era la luz y que lugares eran más propicios para tomar fotos, y no ir totalmente a la improvisación. Revisé muchas fotos de otros artistas para ver como hacer las fotos, poses, encuadres, iluminación… pero finalmente preferí no obsesionarme con sacar tal o cual fotografía. Así que tome las fotos que a mi me gustan, las que se hacer y que me gusta ver. Este es el resultado.

Este tipo de desafío conlleva muchos pequeños retos, como hablar con los novios para relajarlos, que sonrían y dejen de posar, que no es fácil porque tememos a la cámara. Además de esta tarea tienes que estar pendiente de la iluminación, calibrando los parámetros de la cámara, a la vez que encuadras y enfocas lo que quieres, que las primeras veces te pierdes y olvidas algo. Viene bien revisar algunas fotos mientras descansan los novios o hablas con ellos. Y si con eso no bastase, debes aislarte de todos los aspectos técnicos y centrarte en lo verdaderamente importante de la fotografía que es el motivo, los novios, que debes captar sus esencias, naturales y sin los ojos cerrados que casi siempre estropean una buena foto.

En resumen, puedo decir que la experiencia ha sido muy positiva enfrentarme a un reto de este tipo. Y gracias de nuevo a ellos dos de darme confiar en mí y darme la oportunidad, les deseo lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *