I came back

Ayer fui al gimnasio de nuevo, por primera vez después de estar inactivo durante los últimos 3 meses. Debo confesar que estaba ansioso, y nervioso, ya que no sabía como estaría, a que nivel. Tras un año de ir casi ininterrumpidamente todas las semanas al gimnasio, en el mes de noviembre tuve que dejarlo por una lesión muscular en la espalda que me impedía trabajar normalmente. Aunque técnicamente no he estado parado, sino más bien que he invertido el tiempo en otros proyectos, que también implicaban trabajo físico, además ir a trabajar que ya es una actividad en si misma.

293/365: Motivandose para terminar

Así que no me lo pensé y tras conocer una oferta del gimnasio que ya había probado, me apunté y al día siguiente fui a ver mi estado actual. Mi pensamiento era no estar mucho rato en este primer día e ir tranquilo, pero al final estuve hora y media en la que pude hacer la mayoría de ejercicios a los que estaba acostumbrado. La rutina que seguía implicaba todos los grupos musculares, divididos en pequeños ejercicios, pero al menos uno por cada uno principal. Aunque antes suelo correr un poco para calentar el cuerpo con el fin de evitar lesiones (sin estar exentos).

La experiencia ha sido bastante positiva, evidentemente no estoy en las mismas marcas que antes, pero no son lejanas, no se pierde tanta fuerza como uno pueda pensar, ya que creía que volvería a empezar o en el mejor de los casos, estar muy por debajo de lo conseguido. Eso sí, en cuanto a volumen físico creo que si estaba por debajo de lo adquirido. Ahora la pregunta es, en cuanto tiempo puedo volver al punto donde estaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *