Día 10 de la cumbre de ensaladillas

En este nuevo día del reto de las ensaladillas para probar tantas tapas como pueda de la cumbre, me lleva hasta Cádiz, pero en el que después de dos intentos, sólo pude comer en el tercer sitio al que fui y que además iba acompañado.

La pepa

DSC_2689-Editar

Este sitio no lo visite a pesar de estar muy cerca de Arsenio Manila, aquella presentación tan particular. En esta ocasión esperaba encontrarme con dos cucuruchos con ensaladilla, pero no pudo, y además me lleve muy mala impresión del restaurante.

Cuando llegamos pudimos ver que todas la mesas estaban reservadas excepto 2, bien pegadas a la puerta y ya me olía mal el asunto. La cosa es que nos sentamos  y el camarero empezó a montar la mesa después de un rato sentado, sin preguntar nada.

Después vino a tomar nota, e inmediatamente pedí la tapa de ensaladilla, pero mi sorpresa fue cuando me dice que el solo apunta las bebidas, que el compañero, y eso me lo decía con una libreta en la mano, y el compañero otra. No lo entiendo esa manera de llevar el negocio. Vuelta a esperar, mientras vemos que están con jueguecitos, para arriba y para abajo, pendientes de las mesas reservadas, las cuales estaban aún vacías, y gente que llegaba se iba por no tener sitio.

DSC_2690-Editar

Después de llegar las bebidas, agua, y dos cervezas sin alcohol llega el otro camarero y nos planta tres cartas. Mirando un poco lo que había, hay que decir primero que es una arrocería, casi todo es arroz, aunque tienen pescadito frito, ensaladas y otras cosas varias, pero no vi ensaladilla.

Así que para evitar rodeos, pregunté por la ensaladilla del concurso, después de un segundo de duda me contestó que debía consultar a cocina. Al momento viene y me dice que si. Pues bueno, pedí dos para compartir, a lo que ya estaba el otro compañero que fue a preguntar también y contestó que no, que no tenían. Vaya compenetración. En fin, para no dilatar más la experiencia, le contesté rápidamente que me trajera la cuenta, algo más de 5 euros por nada, bueno si, las bebidas. Dinero perdido.

Bebo de los vientos

DSC_2691-Editar

Cuando nos dirigiamos a la Pepa pude ver que este chiringuito también se incluía en la cumbre de ensaladillas, así que después echar un vistazo desde arriba, ya que está a pie de arena, nos dirigimos a la barra directamente ya que había bastante gente.

Después de ver el ajetreo que había de camareros para un lado y otro sin estar pendiente de quién estaba, había llegado, decidimos que íbamos a estar más tiempo esperando que lo que íbamos a comer. A otro sitio, ya eran las 14:30 de la tarde y sin probar bocado. De nuevo, intento fallido.

La calle del libre albedrío

DSC_2692-Editar

Así que caminamos en busca de otro sitio donde comer, y por el camino decidí que ya donde fuéramos comeríamos en condiciones. Y recordé que este restaurante estuvo de reforma y quizás estaría abierto y al lado estaba La Marea que me había causado muy buena impresión, como alternativa.

Este sitio fue todo lo contrario a los otros dos, la atención de los camareros sobrepasa el sobresaliente, organizados, atentos, serviciales y preocupados por los clientes.

DSC_2707-Editar

Tal como llegamos vimos una mesa libre, así que nos sentamos nada más llegar. Ya había bastante gente, aunque el local es muy amplio. Tiene la característica de que no posee paredes alrededor, por lo que el viento que hacía entraba a sus anchas aunque se agradecía el fresquito.

Al momento se acercó el camarero, y nos tomo nota, de todo, de bebidas y de la comida, y estuvo sugiriendo algunos platos fuera de la carta. Pedí la tapa de ensaladilla del concurso, la cual, pro problemas de audición no me entendió a la primera.

DSC_2693-Editar

La ensaladilla tiene un sabor fuerte a bacon que lleva por encima y la mezcla está un poco al estilo de Quince arrobas pero menos ibérica. La tapa es suficiente para una persona, servida en tabla de pizarra.

DSC_2696-Editar

DSC_2701-Editar

Como comeríamos aquí pedimos un poco de todo, un plato de puntillitas, muy bien rebozadas y abundante en la ración, algo cara a 16€

DSC_2702-Editar

Una ensalada mixta, sabrosa, con tomate, atún, esparrago, muy fresca, con aceite y vinagre grandes.

DSC_2703-Editar

Unas croquetas de carrillada que ya por el nombre te llama la atención. muy buenas, con buenos trozos de carne de carrillada en su interior, de cocido.

DSC_2697-Editar

DSC_2700-Editar

y por último unas lagrimitas de pollo, bastante grandes, se les puede llamar lagrimones a 5€ con patatas fritas y una salsa muy rica en medio.

DSC_2705-Editar

La tapa de ensaladilla costó 2,80€ y el resto de platos a precios normales. La nota de la tapa de ensaladilla se quedaría en 4/5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *