Corrección del color

En este artículo veremos uno de los inconvenientes que podemos encontrarnos al fotografiar con flash y que trata sobre la temperatura de la luz.

Temperatura de color

La luz tiene una temperatura de color. Pero no todas las luces tienen la misma temperatura de color. La luz del flash por ejemplo, tienen una temperatura próxima a la luz del sol, unos 5500 grados kelvin. Aunque sabemos que el sol no siempre nos ofrece la misma luz, como al atardecer, donde su color es más dorado.

sol

Otros ejemplos de temperaturas son los siguientes:

– 1700 K: Luz de una cerilla
– 1850 K: Luz de vela
– 2800 K: Luz incandescente o de tungsteno (iluminación doméstica convencional)
– 3200 K: tungsteno (iluminación profesional)
– 5500 K: Luz de día, flash electrónico (aproximado)
– 5770 K: Temperatura de color de la luz del sol pura
– 6420 K: Lámpara de Xenón
– 9300 K: Pantalla de televisión convencional (CRT)
– 28000 a 30000 K: Relámpago

Para la corrección de color se puede realizar en nuestra cámara directamente – seleccionando el balance de blancos adecuado – o en los programas de edición de fotografías, si disparamos en formato RAW. Este cambio es global y afecta a toda la fotografía y a todas las luces por igual. Esto es lo que ya sabemos de la fotografía sin flashes.

El problema

El problema está cuando utilizamos más de una fuente de luz con diferentes temperaturas, ya que en el caso de tener una sola fuente, como hemos visto, podemos jugar con el balance de blancos para corregirlo.

Por ejemplo, si estamos trabajando con la luz del flash y con la luz ambiente de un atardecer – con el tiempo de exposición – observaremos que tenemos diferentes temperaturas. Al ajustar el balance de blancos, este no puede aplicarse únicamente a una fuente de luz que nos interesa corregir, ya que se trata de un cambio que afecta globalmente, con lo que no conseguiríamos equilibrar el color de la escena. Por tanto, debemos buscar otra forma de cambiar la temperatura del flash, para igualarla con el resto.

Los geles

Para hacer esto, deberemos utilizar los llamados geles. Estos son unas láminas transparentes con un cierto tono o color, que colocados a una fuente de luz, pueden cambiar la temperatura de este. La manera de utilizarlos es colocarlos delante de la cabeza del flash por donde emite la luz. Hay que destacar que si colocamos otro elemento por delante de este, de color blanco – como el paraguas translúcido – se mantendrá el color del gel que hayamos colocado, ya que el blanco, no modifica la temperatura.

Geles

Existen varios tipos de geles o colores, pero un grupo de ellos son los que utilizaremos para resolver el equilibrado del color. Estos son el CTO y el verde ventana. Además, estos se dividen en 3 según la densidad, 1/4, 1/2 y completo. Podemos resumir su funcionalidad de la siguiente manera.

CTO:
Nos sirve para calentar la luz del flash. Se utilizan con la luz del sol.

Verde ventana:
Aplica un tono verde. Se utiliza con luces fluorescentes.

Además existe otro llamado CTB que se utilizan con las luces continuas de tungsteno para convertirlas en luz de día. En los flashes no tienen utilidad, ya que no son luces continuas, pero igualmente se pueden emplear para efectos de colores.

Ejercicio

Para probar los efectos que provoca cada uno de estos filtros, podemos disparar nuestro flash a un mismo objeto y ver los efectos directamente.

Geles

Una vez hemos visto los efectos, se puede hacer un pequeño ejercicio para practicar el problema y la solución de la temperatura de la luz con el flash.

Utilizaremos como luz ambiental dada por el sol a la atardecer y con la luz de un flash, sin ningún tipo de gel colocado. Mediremos la luz para obtener la toma que queremos, teniendo en cuenta que queremos tener ambas luces, la luz ambiente más la del flash. Ahora si realizamos una toma, pondremos de manifiesto el contraste de color entre ambas luces. La luz del flash es demasiado blanca con respecto a la luz ambiente, como ejemplo podemos observar la fotografía siguiente. Esto como hemos dicho se debe a la diferencia de temperatura.

Luz flash sin gel

La solución pasa por añadir un gel. Pero primero tendremos que elegir el más apropiado para nuestra escena. En este caso, como la fuente de luz que queremos equilibrar es la luz del sol debemos colocar un CTO, para calentar la luz del flash. Y a continuación deberemos decidir la densidad: 1/2, 1/4 o entero. Esto dependerá, de si es mucha o poca la diferencia entre ambas luces. Para empezar podemos colocar 1/4 y si no es suficiente probar los otros dos. En mi caso, en esta escena, me bastó con 1/4.

Luz flash con gel

Esto es aplicable igualmente cuando combinamos la luz fluorescente como luz ambiente y la luz de un flash, para ello hay que colocar el Verde ventana, en vez del CTO. En el caso de haber varios tipos, fluorescentes, luz del día, flash… intentaremos centrarnos en la que más protagonismo tenga y ajustaremos la luz a esa luz – intentando eliminar el resto -, ya que el equilibrio en el color es un tanto inexacto, intentaremos aproximarnos lo más posible al equilibrio.

Creatividad

Hemos explicado como utilizar los geles para corregir el equilibrio de temperaturas. Pero este no es su único uso, ya que pueden también utilizarse para crear efectos creativos.

Con el resto de colores (incluso con los que hemos practicado), podemos crear nuestros propios fondos de colores con tan sólo colocarlo e iluminar una pared blanca. También puede utilizarse como fuentes de luces de colores como en fotografía nocturna e iluminar interiores de edificios o vehículos abandonados, así se consigue atraer más la atención. Aquí ya interviene nuestra imaginación y creatividad para darle usos a estas fuentes de colores.

Fondo de color

Potencia

Hay que destacar que el uso de los geles interviene en la potencia efectiva que se obtiene de los flash. En realidad, cualquier elemento que coloquemos a nuestro flash hace que este pierda intensidad, dando a lugar que tengamos que trabajar con mayor potencia de flash, o diferente configuración en los valores de las cámaras.

Además, a medida que el flash se desgasta, o sus pilas se acaben, pueden dar lugar a pequeñas diferencias de intensidad del flash, y por consiguiente, su temperatura, aunque en la mayoría de los casos no es crítico, siempre es bueno tenerlo en cuenta.

Comprar

Existen algunas tiendas en Internet en las cuales poder adquirir estos geles, aunque pueden ser también encontrados en ebay. Yo realicé mi compra en una tienda inglesa en la dirección http://flashgels.co.uk/shop/. Podemos encontrar varios kit con diferentes tamaños donde además pueden incluir el velcro, dependiendo de nuestras necesidades. También pueden encontrar en este otro enlace: http://www.rosco-iberica.com/.

Suelen estar bien de precios, y el tiempo de envío suele ser, como es habitual, unos 15-30 días después de la compra, en caso de vendedores internacionales. El juego de geles que yo adquirí fue el de 4cm sin velcro que ahora está a £10.25, y se compone de 11 geles, incluye los dos tipos de geles que hemos mencionado necesarios para la corrección del color, CTO y verde ventana.

Así con esto, podemos ahora corregir el color de nuestro flash con respecto a otras luces a la vez que utilizarlos para efectos de colores interesantes.

eluve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *