Luz ambiente

En el siguiente artículo de Mi curso de Strobist trataremos otro de los elementos para exponer nuestras fotos con flashes fuera de la cámara. El control de la luz ambiente.

Introducción

Hasta ahora, como comentamos en artículos anteriores, teníamos varios controles para exponer una fotografía con flash y que si pueden recordar, dijimos que uno de ellos no lo utilizaríamos. Pues aquí vamos a conocer porque no nos servía entonces y para que nos sirve ahora.

Luz ambiente
Cámara Nikon D60
Exposición 0,6 sec (1/1.6)
Aperture f/3.5
Lente 50 mm
Velocidad ISO 100

Recordando un poco, teníamos el diafragma, el ISO, la potencia del flash y su distancia a la hora de exponer la foto con la luz del flash. Pues bien, en este caso no se trata de la exposición de la luz del flash sino de la luz ambiente.

Tiempo de exposición

Cuando hacemos una fotografía con flashes, tenemos en realidad dos tipos de luces, la luz ambiente y la luz del flash y nosotros ahora podemos controlar cuanta luz queremos de cada.

Para controlar esta luz ambiente utilizaremos el tiempo de exposición o también llamado velocidad de obturación. Según el tiempo que dejemos abierta la cortinilla, dejaremos entra más o menos luz, como ya sabemos de la fotografía sin flashes. Si vamos aumentando el tiempo, lo que conseguimos es incrementar la cantidad de luz que llega al sensor. Hasta ahora nada nuevo, la diferencia reside en como afecta esto cuando añadimos la luz del flash.

Ejercicio

Como ejemplo, podemos hacer una práctica muy sencilla que no cuesta más de 5 minutos realizarla. Para ello, tan sólo debemos elegir un motivo a fotografiar en interior, con poca luz ambiente comparando con el exterior. Primero lo haremos sin flash y con él empezando con por ejemplo f3.5 ISO 100 y tiempo de exposición 1/160s.

Si fotografiamos ahora, observaremos que sale completamente oscura. Nos dedicamos entonces a bajar el tiempo de exposición, por ejemplo a 1/50s en el siguiente paso. Para hacerlo mejor, lo ideal es utilizar un trípode en la cámara con el fin de evitar movimiento cuando bajemos los tiempos de exposición. Tomaremos varias fotos a diferentes tiempo de exposición hasta por ejemplo 1/1.6s. Lo que nos encontramos es que obtenemos más luz en nuestra imagen. El resultado de todas las tomas puede ser como el siguiente (pincha para ver en grande).

Luz ambiente sin flash

Ahora añadimos el flash a nuestra escena, como hasta ahora, desnudo. Repetiremos las fotos como antes con los mismos valores de tiempo de exposición, de manera que podamos comparar los efectos. Recuerda exponer correctamente la luz del flash. Como hemos aprendido en artículos anteriores, solamente utilizaremos el diafragma, el ISO, la potencia del flash y la distancia para la exposición de la luz del flash. Si queremos mantener los valores, lo más sencillo es jugar con la distancia y potencia del flash, de esta manera mantendremos el diafragma e ISO intacto para apreciar mejor los resultados. En mi caso, finalmente lo coloqué a 50 cm de distancia con una potencia de 1/16. Al igual que en el ejercicio anterior haremos varias tomas variando únicamente el tiempo de exposición.

Si lo has hecho, al ver las fotografías, rápidamente te darás cuenta que la luz del flash permanece igual, solamente que se agrega más luz ambiente de la escena en cada foto. Ya que ambas luces se mezclan, cada vez la presencia del flash se equipara con la luz ambiente. El resultado de todas las tomas puede ser como el siguiente (pincha para ver en grande).

Luz ambiente con flash

Aunque si has tenido que variar al principio los valores de diafragma o iso estos afectan principalmente a la luz del flash, mientras que el tiempo de exposición afecta directamente a la luz ambiente.

Explicación

El flash dura una cantidad de tiempo muy pequeño, en el cual la cámara registra su luz en el sensor. Si por ejemplo límitamos nuestra cámara a ese tiempo que dura la luz del flash aproximadamente, obtendremos únicamente la luz que éste nos emite, descartando el resto de luces. Si por el contrario lo que hacemos es bajar el tiempo de exposición, lo que haremos es tener en cuenta la luz del flash y la luz ambiente. En este caso, las dos luces se mezclan.

Para acabar de entender esto, Rafa Barberá en sus seminarios lo explica con un gráfico muy sencillo sobre los tiempo de exposición y potencias de flash que puedes ver a continuación.

Luz ambiente

Si tenemos en cuenta que la luz que tenemos en nuestra escena – la línea azul – es constante, a mayor tiempo, más cantidad de luz tenemos de esta luz. Ahora bien, cuando agregamos el flash – las líneas rojas – sumamos la cantidad de luz dada por el área bajo la línea azul (luz ambiente) y el área bajo la línea roja (luz del flash). Así, dependiendo del tiempo de exposición que ajustemos, registraremos más luz ambiente. Si lo ajustamos a la velocidad máxima de sincronización, la luz que registramos de luz ambiente es ínfima con respecto a la luz que registra proveniente del flash.

Conclusiones

Con todo esto que hemos aprendido, tenemos la decisión – con el tiempo de exposición – si queremos tener en cuenta la luz ambiente o no, regulando la cantidad de luz de cada una de ellas. Así pues, si estamos trabajando únicamente con la luz del flash, lo más sencillo es trabajar próximo a la velocidad máxima de sincronización, así el flash tendrá que trabajar menos – menos potencia de flash – y tenga más presencia. Ya que registraremos menos cantidad de luz ambiente que enmascare la del flash.

La velocidad donde mejor trabaja los flashes y disparadores más comunes no es la máxima velocidad de sincronización, sino que por la experiencia al disparar, lo más aconsejable es bajar a 1/160. Esto es debido entre otras cosas al desgaste de las pilas por ejemplo que merman las capacidades de los dispositivos para sincronizarse. De esta manera evitaremos en más ocasiones la visión de la cortinilla.

Y en el otro extremo, si bajamos en exceso el tiempo de exposición, la cantidad de luz ambiente supera a la del flash con lo que no se verá los efectos de este en nuestra fotografías. La luz del flash se diluye por la presencia de la luz ambiente.

Con lo que ya podemos sumar un nuevo control más para exponer nuestras fotos con flash, la luz ambiente. Espero que puedan sacar tiempo para realizar los ejemplos que la verdad ayudan aún más para comprender estos conceptos. Recuerden compartírlas en el grupo de flickr si las realizan.

eluve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.