No te fies de él

Con este título doy paso al artículo que cuenta como fue elaborada la última foto para el reto de Area52 en el que el tema de esta semana era Retro. Un tema a priori con poco juego.

No te fies de él

Cámara Nikon D60
Exposición 0,02 sec (1/50)
Aperture f/5.6
Lente 40 mm
Velocidad ISO 400

Al final me he tenido que trabajar el postprocesado, una cosa que no estoy acostumbrado pero que en la pasada semana también tuve que utilizar. Esta vez he ido un poco más lejos. A continuación os contaré más detalles de la fotografía.

Detrás de la escena

Esta vez, la puesta en escena, no ha sido nada convencional y me he vuelto a utilizar como modelo. Aunque lo primero fue la idea de utilizar un viejo teléfono que encontré, llamado “de góndola” y de fabricación española. El modelo es inconfundible con la rueca de marcado cuyo sonido es característico. Pero no quería mostrar tan sólo el teléfono sin más, quería que se viera lo retro que era, así que me propuse llegar un poco más lejos. De esta manera, todo debería ir encaminado a esa apariencia de retro que quería transmitir.

Esa es la explicación de como voy vestido. Chaqueta de pana, corbata y camisa de cuadrados prestada, como las gafas de pasta que es un elemento típico. Los colores eran lo de menos, porque lo que necesitaba eran las texturas que iban a mostrarse, ya que tenía en ese momento en mente los tonos que pensaba darle. El lugar es en la salita de casa, donde el mobiliario, cuadros y lámpara le dan un aspecto que se presta a pensar que es antiguo. Lo elegí prinicpalmente por la tela del sofá que me parecía de lo más retro cuando fuera a postprocesar la foto.

Para crear una nota de contraste en la foto, decidí que el teléfono no estuviera simplemente en la mano, sino que flotará. Algo que costó varias tomas conseguir una posición interesante, pero estaba claro quería incluirlo. Además, si la habeís visto, me he inspirado en la película Origen, imprescindible. Y no, no es un efecto realizado con PS, ni combinación de imagenes, el teléfono está en suspensión. Al igual que los efectos especiales que se utilizaron en la película, en el que la mayoría de ellos, no es ordenador y que es altamente recomendable verlos.

Agradecer a mi novia que amablemente se prestó a echarme una mano y que sin ella, ni está, ni muchas de otras las hubiera realizado. Gracias.

Iluminación

Para obtener la luz he utilizado las técnicas de strobist con un esquema de dos flashes. El primero de ellos a la izquierda de la cámara, desnudo, a 1/16 de potencia. Estaría a un metro y medio de distancia. Con él conseguí dar un poco de marcado lateral.

El otro está también a la izquierda de la cámara pero mirando a mi a 45º a la misma altura que mi cara. La potencia fue ajustada también a 1/16 y estaría a medio metro de mi. Con este otro flash conseguimos una iluminación global y sombras suaves en la cara.

Diagrama de iluminación de Retro

La colocación fue elegida, pero también forzada debido a las dimensiones del cuarto y la disposición de los muebles. Tenía que trabajar con el espacio que tenía.

Uno de los detalles interesantes de esta fotografía fue el problema de las gafas, en el cual, al ser cristales reflejan claramente los flahes. En este caso, la mejor solución fue no mirar al flash, así no se producen esos molestos reflejos. Es una de las lecciones de strobist que puedes aprender.

Postprocesado

Como se puede ver, he realizado un postprocesado con PS. Lo primero que hice fue darle un aspecto antiguo, una vez que había revelado la foto con LR. Para conseguir el efecto, trabaje con varias capas de color uniforme a distintos grados de relleno, en tonos marrones y naranja. Para remarcar los bordes utilice el filtro de estilizar > trazar contornos y fusión de capas de luminosidad. También incorporé otra capa de textura de manchas que le darían un toque de desgaste.

La otra parte fue colocar el cartón de polaroid, con el que busqué por internet alguna que se ajustará a mis necesidades. No pude guardar el formato cuadrado de la polaroid porque quise mantener toda la foto sin recortar nada, así que lo que hice fue alargar el marco.

Para aumentar la sensación de desgaste aún más incorpore un filtro de blanco y negro con tritono con tonos marrones y amarillo pasteles. Además incorporé máscaras de opacidad para crear distintas zonas de claros y oscuros.

Para rematar el procesado, añadí un elemento cinéfilo de la película Memento, que recomiendo para todos aquellos que no lo habeís visto. Frase que utiliza el personaje para ayudarse con su problema y que después de cometer un pequeño fallo, taché y agregué esa frase.

Como pueden ver en prinicipio no tenía pensado modificar tanto la foto, pero una cosa lleva a la otra. Espero que os guste el resultado. Hasta el próximo artículo que espero terminar de Mi curso de Strobist.

eluve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *