Ángulo

Aquí tenemos una entrada nueva de Mi curso de Strobist. Esta vez trataremos el tema del ángulo para que podamos aprender a ver la luz, sin disparar el flash. Ahora veremos que queremos decir.

Cuando utilizamos el flash fuera de la cámara tenemos la ventaja de poder variar la posición de este en la escena, al contrario que si lo tuviéramos encima de la cámara que es incapaz de revelar todos los detalles y relieve de las cosas. Te limitas a un único ángulo, mientras que con el flash fuera de la cámara existen un sin fin de posiciones que aumentan la creatividad.

Angulo izquierdo

Pero se plantea un inconveniente a la hora de elegir la posición dónde colocarlo. Esto es así porque no podemos ver el resultado, no vemos la luz que emitirá el flash, ya que este lo hace por un tiempo muy pequeño. Al contrario que ocurre con las luces continuas, lámparas, luces de estudio, el sol, en todos ellos, que estamos acosutumbrado a ver, puedes apreciar el efecto que provocan en los objetos.

Pero con el flash es diferente, no tenemos manera de comprobar sus efectos sin disparar, así que tenemos que adquirir ciertas habilidades a la hora de colocar el flash para obtener la foto que queremos sin tener que dispararlo. Debemos ser capaces de poder ver la luz. Esto se consigue practicando.

Lo que se propone, llegados a este punto en el cual ya hemos aprendido a medir la luz, es realizar una pequeña practica muy sencilla. De esta manera tendremos una imagen mental de que ocurrirá en algunas posiciones básicas del flash. Esta idea es la misma que propuso David Hobby en su blog, pero contado a mi modo.

Para realizarla, toma un objeto que tengas a mano, un muñeco por ejemplo, los importante es que tenga volumen y relieve, puedes ser tu mismo como modelo. Ahora ve colocando el flash en diferentes posiciones y toma una foto. Te ayudaré a elegir estas posiciones con una lista para que no tomes demasiadas y sean lo más representativas posibles.

– frontal
– trasera
– lateral izquierda
– lateral derecha
– 45 grados izquierda trasera
– 45 grados derecha trasera
– 45 grados derecha delante
– 45 grados izquierda delante

Si queremos obtener un repertorio completo podemos hacer a varias alturas del objeto, por debajo y por encima, además de una última posición cenital (sobre el objeto). Hay que tener en cuenta que en todas ellas deben mirar el flash al objeto. Hay que destacar que dejaremos en la misma posición siempre la cámara, ya que en esta situación, entra en juego los dos puntos, la luz del flash desde donde incide y lo que encuadramos en la cámara.

Este es el ejemplo resultante que he realizado con las posiciones básicas del flash sobre el objeto.

Mosaico de ángulos

Para poder ajustar la posición del flash en estas situaciones lo mejor es ser el flash o ver el flash. Consiste simplemente en eso. Para apuntar mejor a nuestro objetivo, basta con colocarte detrás del flash como si fueses él, de manera que si puedes ver el objeto es que estás apuntando hacia él. Al igual ocurre si te sitúas en el lugar del objeto o modelo, si puedes ver el flash, es evidentemente disparará su luz a ti. De esta manera podemos ubicar el flash incluso antes de colocar el modelo u objeto.

Cuando tengas los resultados es interesante incluirle la información de en que posición estaba ubicado el flash de manera que si la agrupamos, disponemos de un mosaico muy didáctico sobre como queda la luz en este u otro ángulo de forma rápida. En mi caso, las posiciones corresponden con las del flash así que no ha sido necesaria etiquetarlas.

Pues ahora os toca prácticar y si teneís alguna duda comentar. Además he agregado un nuevo grupo a Flickr para subir vuestros ejemplos. Si ya has aprendido la lección que aquí se expone, pasaremos a otro apartado.

eluve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *